Close
The Spirit of the #Festive500

El Espíritu del #Festive500

Desde velas perfumadas hasta historietas, celebramos algunas de la ingeniosas maneras en las que ciclistas de todo el mundo han conmemorado sus kilómetros.

04 February 2021

MADRUGADORES

Mientras que el Festive 500 es una tarea solitaria para la mayoría, Frances eligió completar el reto con su compañero de ruta de más edad, su padre. No hay nada como quinientos kilómetros festivos para forjar una unión. Prefiriendo evitar las carreteras de más tráfico, Frances, que es autista, empezó sus rutas antes del amanecer para sacarle el máximo provecho a la tranquilidad de las primeras horas del día. Para documentar los amaneceres y la vida salvaje que vio en sus rutas, Frances dibujó una historieta increíblemente detallada, completada con una tarjeta brevet con la que contar los kilómetros.

“A Frances le encanta dibujar. Para ella, es un modo de contar al resto las cosas que ha visto, que ha hecho, que disfruta y de las que está orgullosa. Una imagen puede contar mil palabras, nunca fue tan cierto como en este caso”

VICTORIA PERFUMADA

Christopher entiende que en la vida sólo hay una constante: el cambio. Y ya que 2020 trajo tantos cambios e incertidumbre, decidió afrontarlo aprendiendo una nueva habilidad: hacer velas. Este año, Christopher ha realizado el reto en Zwift y cuando no estaba pedaleando creó una selección de velas perfumadas. Tan trabajador fuera de la bici como determinado en ella, hizo una vela por cada 100 kilómetros recorridos, cada una perfumada para traer la naturaleza dentro de casa.

“En un año que ha traído tantos cambios, recordamos que los momentos en los que realmente estamos vivxs son aquellos que nos quitan el aliento.”

MÁS VALIENTE QUE EL MAL TIEMPO

Completando el reto en Alemania, Christiane conmemoró su ruta con algunas ilustraciones encantadoras. Desde las provisiones y las herramientas de sus bolsillos, hasta la equipación que llevaba, cada detalle de su ruta quedó documentado, incluyengo la multitud de condiciones climáticas que tuvo que afrontar por el camino. Aunque parece que experimentó algo más que un poco de viento en contra, nada iba a detener a Christiane mientras completaba el reto en seis días.

“En la edición de este año no sólo importaba el sufrimiento físico, el sufrimiento mental fue mucho mayor. Nunca lo olvidaremos.”

TODAS LAS LUCES

El Festive 500 es una dura prueba, pero después de un año difícil, también fue una fuente de alegría para muchxs ciclistas en 2020. Después de que durante el confinamiento en el trabajo le mandaran a casa, Chantal se quedó sin nada que hacer. Pero en vez de quedarse sentada en casa, decidió subirse a la bici y repartir algo de alegría en el Festive 500. Decorada con luces de Navidad y espumillón, entregó provisiones a gente encerrada en casa.

“Me convencieron para comprarme una bici en 2019 y casi no la había usado. En Marzo, me subí a ella y empecé a rodar. Y desde entonces no he parado.”

ENCAJANDO TURNOS

Como muchxs de nosotrxs, los planes de Millie para ir a casa por Navidad se cancelaron por la pandemia, pero eso no le impidió pasar unas fiestas para recordar. Como reciente doctora, Millie ha estado trabajando jornadas increíblemente extensas, tratando pacientes con coronavirus. Usando el Festive 500 como estrategia para lidiar con el estrés emocional y físico, Millie salía con la bici entre los turnos de 12 horas del hospital y despachó rápidamente el desafío.

“El Festive 500 me mantuvo cuerda. Llenó el tiempo que tendría que haber pasado con mi familia y me dio una enorme sensación de logro.”

ASUNTO FAMILIAR

A lo largo de los últimos once años, el #Festive500 se ha convertido en un asunto familiar. En 2019, Oliver, de 13 años, superó el reto junto a su padre. Capturando al reto, que completaron en cinco días, Oliver creó un libro animado en el que mostraba algunas de las vistas que disfrutó por el camino. Nos impresionaron tanto sus esfuerzos que le coronamos como ganador de los The Spirit of #Festive500 Awards que otorgaban el premio definitivo de una bici Canyon Grail.

“El reto me pareció difícil y estoy muy agradecido a mi padre por hacerlo conmigo. Nos reímos mucho, y sólo pinchamos una vez.”

EL CHICO DEL POSTER

Realizar el #Festive500 es un reto exigente desde cualquier punto de vista. Así que parece adecuado celebrar la ocasión. Youngjoo lo hizo creando un poster y unas postales. Los colores brillantes y llamativos representan tanto el disfrute como las distancias recorridas a lo largo de los tres días en los que superó el reto.

 

SIN RENCORES

Afrontar el #Festive500 no es ninguna broma. Requiere preparación, motivación y dedicación. Pero cuando te subes a la bici y empiezas a pedalear, es un gran lugar para recordar la temporada pasada. Es lo que hizo Anna en 2019 y lo plasmó en una ilustración que serigrafió.

EL CICLISTA SAMARITANO

Paulo Macahilig no sólo completó el Festive 500, si no que también entregó pan de sal - panecillos tradicionales de Filipinas - a la gente que se encontró por el camino en su región natal de Aklan. La idea detrás de esta participación premiada vino de una familia de artesanos que hacen bolsas trenzadas. Inspirado por ellos, personalizó una colección de maravillas tejidas a semejanza de las insignias del Festive 500, logrando el primer premio de 2018 en el proceso.

 

@Paulo Macahilig

“Acepté el reto de cubrir 500 kilómetros del 24 al 31 de Diciembre. Y para hacer este esfuerzo algo más significativo, decidí dar 500 panes a gente que me encontraba por el camino.”

JUGANDO

Es importante recordar que hacer el Festive 500 debería ser un poco divertido. La diseñadora de juegos Hannah Nicklin no se olvidó de esto, creando un entretenido y curiosamente adictivo juego Bitsy para celebrar que superó el reto.

Pero no te fies sólo porque lo digamos nosotros, mejor que lo compruebes tú mismx, aquí

 

@hannahnicklin

“Rapha ha marcado mi vida ciclista a lo largo de los años. Mis primeros 100km fueron parte de un Women's 100, lo mismo que mi última ruta en Reino Unido antes de irme al extranjero. Los retos ciclistas de Rapha son simples, pero la comunidad a su alrededor se siente importante.”

PONIÉNDOLO EN PERSPECTIVA

Como cualquiera que haya intentado el Festive 500 puede atestiguar, llegar hasta el final puede convertirse en algo así como una obsesión. Dicho esto, hay ciertos aspectos de la vida que están por encima de todo lo demás. Karl Maguire sólo consiguió hacer 5.8 kilómetros en 2018, pero comenzó el nuevo año con algo mucho más importante: un bebé sano que nació el día de Navidad. Su encantadora carta le sirvió para conseguir el premio de fallo estrepitoso, pensándolo bien, conseguir hacer unos pocos kilómetros mientras hacía compras para el bebé se merecía una medalla.

 

“El Festive 500 siempre iba a estar complicado porque el nacimiento del bebé estaba planificado para el 1 de Enero, así que a mi mujer no le hacía especial gracia. Al final, mi reto acabó rápidamente, cambiándolo por estar en el hospital esperando a que llegara mi preciosa niña.”

TRAZANDO UN MAPA

Win Assakul completó el #Festive500 en 2017 por carreteras rurales en el Sudeste de Inglaterra. Arquitecto de profesión, eligió dibujar sus proezas en este mapa maravillosamente pintado a mano.

 

@wassakul

“Lo que más me gusta son los amaneceres de invierno. Salir en la oscuridad total, pedaleando a través del gélido frío y que el sol saliera poco a poco por encima de las colinas para calentarte los huesos fue una sensación gloriosa.”

ENERGÍA PARA EL #FESTIVE500

Tan trabajador en la cocina como en la bici, Gavin Osborn celebró su #Festive500 con una selección de deliciosos pasteles y galletas. Lo que no se comió para seguir pedaleando, nos lo envió a nosotros.

“En la bici, las galletas menos robustas tenían tendencia a desintegrarse al meterlas en un Camelbak, pero con un sabor diferente cada día, mi alimentación nunca fue aburrida.”

ALTOS Y BAJOS

Desde oscuros recuerdos de ataques de hambre a la satisfacción de superar el desafío, el corto animado de Gary Dumbill es un relato honesto de sacrificados kilómetros que le llevaron a ganar el segundo premio en los Premios del Espíritu del #Festive500 del pasado año.

“Normalmente iba con la cabeza gacha en modo machacón para sacar una buena velocidad media, pero con el mal tiempo frené un poco y levante la cabeza. Resulta que la campiña inglesa es realmente muy bonita, lo que me dio la idea para el corto de animación.”

Pronto no ofreceremos soporte para tu navegador.

Si sigues navegando en Rapha.cc con tu navegador actual, podrías sufrir un rendimiento reducido. Te sugerimos que descargues uno de los siguientes navegadores modernos para un rendimiento óptimo en Rapha.cc.

Sólo puedo usar IE11

Gracias por hacérnoslo saber

Desestimar este mensaje