Close

El Espíritu del #Festive500

La belleza del Festive 500 está en los sentimientos que nos evoca. Para muchos ciclistas, el cálido brillo de las fiestas es tan cálido que sienten la obligación de documentar sus rutas. Signifique eso hornear pasteles o dibujar mapas, queremos inspirarte a que este año hagas lo mismo mostrándote ocho de las mejores participaciones de los años anteriores.

06 December 2019
The Spirit of the #Festive500

GRABA TU RUTA

Desde el nacimiento del #Festive500 hace diez años, ciclistas de todo el mundo han celebrado sus experiencias de todo tipo de maneras. Desde álbums de fotos hasta poemas, desde mapas dibujados a mano hasta pasteles recién horneados, cada año seleccionamos las más ingeniosas y recompensamos a sus creadores con premios ciclistas para que sigan pedaleando hasta el próxio año.

EL CICLISTA SAMARITANO

Paulo Macahilig no sólo completó el Festive 500, si no que también entregó pan de sal - panecillos tradicionales de Filipinas - a la gente que se encontró por el camino en su región natal de Aklan. La idea detrás de esta participación premiada vino de una familia de artesanos que hacen bolsas trenzadas. Inspirado por ellos, personalizó una colección de maravillas tejidas a semejanza de las insignias del Festive 500, logrando el primer premio del año pasado en el proceso.

 

@Paulo Macahilig

“Acepté el reto de cubrir 500 kilómetros del 24 al 31 de Diciembre. Y para hacer este esfuerzo algo más significativo, decidí dar 500 panes a gente que me encontraba por el camino.”

JUGANDO

Es importante recordar que hacer el Festive 500 debería ser un poco divertido. La diseñadora de juegos Hannah Nicklin no se olvidó de esto, creando un entretenido y curiosamente adictivo juego Bitsy para celebrar que completó el desafío del año pasado.

Pero no te fies sólo porque lo digamos nosotros, mejor que lo compruebes por ti mismo, aquí

 

@hannahnicklin

“Rapha ha marcado mi vida ciclista a lo largo de los años. Mis primeros 100km fueron parte de un Women's 100, lo mismo que mi última ruta en Reino Unido antes de irme al extranjero. Los retos ciclistas de Rapha son simples, pero la comunidad a su alrededor se siente importante.”

PONIÉNDOLO EN PERSPECTIVA

Como cualquiera que haya intentado el Festive 500 puede atestiguar, completar la distancia puede convertirse en algo así como una obsesión. Dicho esto, hay ciertos aspectos de la vida que están por encima de todo lo demás. Karl Maguire sólo consiguió hacer 5.8 kilómetros la última vez, pero comenzó el nuevo año con algo mucho más importante: un bebé saludable que nació en día de Navidad. Su encantadora carta le sirvió para conseguir el premio de fallo estrepitoso, pensándolo bien, conseguir hacer unos pocos kilómetros mientras hacía compras para el bebé se merecía una medalla.

 

“El Festive 500 siempre iba a estar complicado porque el nacimiento del bebé estaba planificado para el 1 de Enero, así que a mi mujer no le hacía especial gracia. Al final, mi reto acabó rápidamente, cambiándolo por estar en el hospital esperando a que llegara mi preciosa niña.”

FIRMADO, CERRADO Y SELLADO

Si haces el Festive 500 del tirón, como hizo Sascha Fetsch entre 2016 y 2018, se convierte en una ruta festiva brevet. Aunque todavía no está reconocido por ningún organismo oficial, puedes crear tu propia tarjeta brevet si eres amigo de Sascha. Después de terminar sus rutas en 2018, conmemoró el logro con un sello especial y ganó el Premio a la Ruta Más Aventurera por sus esfuerzos.

 

“Hacer 504 kilómetros en tan sólo 24 horas a través de la niebla y la lluvia helada por el Sur de Alemania fue duro, pero puede hacerlo cualquiera.”

TRAZANDO UN MAPA

Win Assakul completó el #Festive500 en 2017 por carreteras rurales en el Sudeste de Inglaterra. Arquitecto de profesión, eligió dibujar sus proezas en este mapa maravillosamente pintado a mano.

 

@wassakul

“Lo que más me gusta son los amaneceres de invierno. Salir en total oscuridad, pedaleando a través del gélido frío y que el sol saliera poco a poco por encima de las colinas para calentarte los huesos era una sensación gloriosa.”

ENERGÍA PARA EL #FESTIVE500

Tan trabajador en la cocina como en la bici, Gavin Osborn celebró su #Festive500 con una selección de deliciosos pasteles y galletas. Lo que no se comió para seguir pedaleando, nos lo envió a nosotros.

“En la bici, las galletas menos robustas tenían tendencia a desintegrarse al meterlas en un Camelbak, pero con un sabor diferente cada día, mi alimentación nunca fue aburrida.”

HORA DE HABLAR

Recorriendo no sólo quinientos, si no seiscientos kilómetros en fiestas a través de la costa pacífica de Japón, SG Parson pedaleaba buscando refugio de su trabajo y kaze no denwa. El teléfono del viento Lo que escribió a su vuelta es una maravillosa crónica de su viaje y el legado del tsunami de 2001 en la región por la que pedaleó. Lee más aquí.

“Nunca conocí a Itaru Sasaki, pero la muerte de su primo siempre se me quedó grabada. Murió en 2010. Sólo lo sé por lo que Itaru hizo después.”

CARTAS DE AMOR

En 2016, Ruth Cousins envió una serie de siete preciosas postales pintadas a mano inspiradas en sus rutas del #Festive500, dedicadas a su padre fallecido. La muy emotiva participación de Ruth le sirvió para ganar el gran premio en los Premios #Festive500 de ese año.

“El #Festive500 me ha cambiado la vida por completo. Suena muy cursi, pero me ha inspirado a no tener miedo.”

ALTOS Y BAJOS

Desde oscuros recuerdos de ataques de hambre a la satisfacción de superar el desafío, el corto animado de Gary Dumbill es un relato honesto de sacrificados kilómetros que le llevaron a ganar el segundo premio en los Premios del Espíritu del #Festive500 del pasado año.

“Normalmente iba con la cabeza gacha en modo machacón para sacar una buena velocidad media, pero con el mal tiempo frené un poco y levante la cabeza. Resulta que la campiña inglesa es realmente muy bonita, lo que me dio la idea para el corto de animación.”

LA VIDA ES UN JUEGO

La participación más divertida del pasado año la envió Pablo Martínez. Habiendo completado los kilómetros en las carreteras de Madrid y sus alrededores, Pablo decidió celebrar su ruta creando el primer juego de mesa #Festive500.

“El juego se inspira en los constantes altibajos, emocionales y físicos, de mis rutas por las montañas cercanas a mi casa.”

BUEN TIEMPO

Después de conocer el desafío por un amigo, Simonas hizo su primer #Festive500 en 2016, realizando una aventurero recorrido desde Nice a través de los nevados Alpes del Sur. Ni falta hace decir que sacó algunas fotos impresionantes en ruta.

 

@simonasonabike

“Recorrer los Alpes supuso afrontar condiciones meteorológicas no especialmente buenas, pero al fin y al cabo es el #Festive500. El clima juega su papel.”

Pronto no ofreceremos soporte para tu navegador.

Si sigues navegando en Rapha.cc con tu navegador actual, podrías sufrir un rendimiento reducido. Te sugerimos que descargues uno de los siguientes navegadores modernos para un rendimiento óptimo en Rapha.cc.

Sólo puedo usar IE11

Gracias por hacérnoslo saber

Desestimar este mensaje