Close
High Desert Migration

Migración en el Desierto Alto

Buscamos serenidad en los senderos primaverales de Sedona. Encontramos mucho más que eso.

29 April 2022

Un invierno particularmente lúgubre casi ha finalizado su curso en el Hemisferio Norte. Y con la subida de los mercurios, las criaturas de la Tierra retornan a sus hábitats naturales. Participar en esta tradición ancestral también es un rito iniciático para los seres humanos – incontables ciclistas de montaña del continente americano, buscando escapar de sus senderos locales cubiertos de hielo, participan en una migración masiva a los climas más cálidos del sudoeste.

Aquí, el clima más suave permite ir en bici durante todo el año y los surrealistas pasiajes desérticos están entrelazados por cientos de miles de senderos icónicos. El desierto alto instila un aura de reverencia por sus paisajes abiertos y deteriorados. Y pocos destinos son tan magnéticos, o tan reconocidos, como Sedona, Arizona.

Sedona se asienta en el Coconino National Forest, donde formaciones monolíticas de arenisca y caliza se alzan sobre valles gastados salpicados de pinos, enebros, ocotillos y yucca. El paisaje de tonos rojizos es un destino místico para todo tipo de gente – el pueblo prospera con el turismo New Age, celebrado como un punto de encuentro para todo tipo de personas en busca de lo espiritual, desde quienes creen en los OVNIS, hasta practicantes de curación por cristales, pasando por yogis psíquicos. En cierto modo, todas las personas que viajan a Sedona están buscando algo – pero la mayoría de nosotrxs está buscando desafíos y placeres más terrenales.

Hiline, Brewer, Slim Shady, the Hogs – estos senderos ofrecen una variedad de características y terrenos, desde festines escénicos campo a través, hasta jugadas de dos rombos negros. Aquí la vesatilidad se premia, tanto en ciclistas como en su equipamiento. El desierto no perdona a quienes vienen sin preparación.

Aunque hemos ido al desierto para escapar de la nieve, el invierno sigue en su máximo esplendor en Flagstaff, donde hemos reservado nuestro alojamiento. La previsión meteorológica era impredecible, con tormentas que cubrieron Sedona de nieve sólo unos días antes de nuestra llegada. Pero no nos detuvo la posibilidad de que nos pillara el mal tiempo.

Mientras que nubes oscuras seguían arrojando amenazadoras sombras en los valles cercanos, el tiempo nos regaló mañanas claras, mediodías calurosos y atardeceres maravillosos, con pegajoso polvo rojizo sobre los tacos de nuestras cubiertas mientras el Verde Valley brillaba bajo la luz del crepúsculo. La verdadera euforia sólo llega después de la adversidad, que en este caso han sido meses de frío, lluvia y nieve. Pero, al fin, hemos encontrado lo que estábamos buscando.

Hay una frase de una película que dice, “Vayas a donde vayas, ahí estás.” Si este invierno no puedes migrar al sudoeste, sigues pudiendo salir ahí fuera y disfrutar al máximo de tus senderos locales. El desierto te esperará. El invierno no dura para siempre, y la mejor estación todavía está por llegar.

Pronto no ofreceremos soporte para tu navegador.

Si sigues navegando en Rapha.cc con tu navegador actual, podrías sufrir un rendimiento reducido. Te sugerimos que descargues uno de los siguientes navegadores modernos para un rendimiento óptimo en Rapha.cc.

Sólo puedo usar IE11

Gracias por hacérnoslo saber

Desestimar este mensaje