Close
Aside from the iconic leaders’ jerseys worn in the race, the route maps of the Tour de France are perhaps the race’s most recognisable visual representations.

Cartes du Tour

La última publicación de Rapha Editions traza la historia no sólo de la carrera más famosa del mundo si no también del país en el que se celebra. El editor Guy Andrews y el reconocido escritor Paul Fournel hablan sobre lo que inspiró su nuevo libro.

06 July 2018

A parte de los icónicos maillots de líder, los mapas de ruta del Tour de France quizás sean las representaciones visuales más reconocibles de la carrera. En su versión actual, el enorme Hexágono amarillo (Francia), saplicado con puntos azules y rojos marcando las localidades de salida y llegada, está cruzado por líneas negras delimitando los recorridos de las etapas y los traslados.

Pero no siempre han sido así. Los mapas de ruta han evolucionado a lo largo de los años, trazando no sólo la historia de la carrera si no también la del país que atraviesa. De año en año, los mapas guardan cierto parecido aunque están en continuo cambio, relato de la transformación del paisaje, del progreso de las infraestructuras y de una nación más conectada.

Cartes du Tour, publicado esta semana por Rapha Editions, recopila los mapas de ruta de cada edición, desde la primera en 1903 hasta la carrera de este Julio. Hablamos con el editor Guy Andrews y el historiador ciclista Paul Fournel sobre la inspiración para escribir el libro y dónde encontraron todos estos mapas.

Una tirada limitada de sólo 200 copias, la edición especial del libro tiene una cubierta interior firmada por el reconocido historiador ciclista y autor Paul Fournel.

¿Fue tu interés en el ciclismo o la cartografía lo que te inspiró a escribir el libro?

GA: No podría decirte si fue una cosa o la otra, pero hay un mapa en concreto que encendió la chispa de las primeras conversaciones. Ha adornado las paredes de todas las oficina que Rapha haya tenido y representa maravillosamente la ruta del Tour de 1958. Habiendo pasado al lado innumerables veces, Simon Mottran y yo estuvimos de acuerdo en que debíamos escribir un libro que contara la historia completa del Tour y su país mediante los mapas.

¿Más allá de la historia del Tour, qué nos cuentan los mapas de la historia de Francia?

PF: Al leer los mapas de ruta, no sólo sigues la historia de la carrera si no que también la del país, la apertura de nuevas carreteras de montaña, la llegada de los viajes en avión y la proliferación de la red ferroviaria TGV. Han cambiando fundamentalmente la concepción de la gente francesa de su propio país, sus paisajes y su variedad cultural. Al principio, el Tour de France trajo una oleada de autodescubrimiento nacional cada mañana cuando el público se ponía al día de lo ocurrido en la etapa del día anterior.

¿Cuáles son tus mapas favoritos de tu colección?

GA: Los mapas de la denominada época dorada del ciclismo durante los años 60 y 70 son increíbles. Hemos intentado que el libro sea sencillo porque la belleza de esos mapas habla por sí sola. Empecé a seguir el Tour en los 80 y los 90 cuando todo empezó a torcerse. Una de las razones por las que empezamos a hacer este libro fue para devolver la vida a esos viejos mapas.

¿Qué ha ayudado a potenciar el caracter internacional del Tour a lo largo de los años?

PF: Con el paso del tiempo, el Tour ha crecido hasta la aclamación internacional y se ha convertido en una inestimable herramienta para atraer turistas a Francia. Los años 80 vieron la llegada de las imágenes de TV grabadas desde helicópteros por cámaras capaces de rotar 360º. Los organizadores tuvieron la idea de grabar el paisaje junto con la carrera, de tal modo que ahora tienes miles de personas viendo el Tour que no están especialmente interesados en la competición si no en los paisajes que atraviesa.

¿Así que sería justo decir que el Tour siempre ha llevado dentro la comercialización?

PF: Ciertamente, el Tour de France es un proyecto comercial. Donde una vez el dinero venía de los beneficios de la venta de periódicos, ahora viene de un montón de pueblos y ciudades de Francia y más allá que compiten cada año por albergar una etapa. Alpe d’Huez es el ejemplo perfecto. Antes sólo conocido por ser un destino para el ski, el Tour lo transformó y ahora miles de ciclistas lo visitan cada año para contar las 21 curvas de herradura en su camino a la cima.

La edición de 1964 del Tour, mostrada aquí a la izquierda, estuvo dominada por la intensa rivalidad entre Raymond Poulidor y Jacques Anquetil.

¿Quizás el mejor ejemplo es el pequeño pueblo alpino de Pra Loup?

PF: Así es, antes de que el Tour lo visitase por primera vez en 1975, Pra Loup no existía, desconocido para todo aquél que no viviese cerca. Pero el día en que llegó el Tour fue el día en que la mano de hierro de Eddy Merckx en el Tour y en el ciclismo se rompió por el intrépido chaval Bernard Thévenet. Fue una etapa que causó un terremoto en el deporte y puso a Pra Loup en el mapa. La carrerra trajo una enorme visibilidad al pueblo que, de repente, explotó para convertirse en una verdadera zona turística.

¿Restringió el éxito comercial del Tour la libertad de los ilustradores de mapas de ruta?

GA: El Tour no es de propiedad pública, ASO es una empresa privada que, muy apropiadamente, protege su marca. El Tour de France es la joya de su corona. Hace tiempo, era algo menos restrictivo y podías simplemente dibujar un mapa de ruta e imprimirlo en el periódico como un suplemento. Hoy en día, tendrías que pedir un permiso que muy probablemente no te darían. Es una pena que ASO haya pasado a un mapa de ruta estilo mapa de carreteras Michelin, pero así son las cosas. Matt Blease dibujó un maravilloso mapa de ruta alternativo hace un par de años que está en el libro y que añadía una muy necesaria licencia creativa. Estaría bien ver más cosas así.

Pra Loup, visitado por primera vez por el Tour en 1975, es uno de muchos pequeños pueblos que han sido transformados por la carrera.

¿Hasta qué punto pueden los diseñadores del recorrido afectar a cómo se desarrolle la carrera?

PF: Tal y como muestra el libro, las épocas de dominio de un corredor que destacaba en las cronos daban pie a rutas más montañosas, mientras que escaladores que lo ganaban todo han sido a menudo desbaratados por visitas a los adoquines del norte de Francia. Los diseñadores del recorrido nunca han estado bajo tanto escrutinio como durante los años 60, cuando la feroz rivalidad entre Jacques Anquetil y Raymond Poulidor dividió en dos a Francia. Con la presentación de la ruta cada otoño, los seguidores de ambos corredores examinaban escrupulosamente la ruta buscando cualquier punto destacado que pudiese dar pie a una ventaja injusta para el rival de su héroe.

¿Pero el ciclismo también une a personas y lugares, no?

PF: Por supuesto, el ciclismo une a la gente de un modo que ningún otro deporte puede. El Tour de France jugó un papel importante en la unificación del país, llevando pueblos de extensas fronteras y recónditos valles de montaña a una consciencia nacional ampliada. Del mismo modo, las visitas más allá de las fronteras a países vecinos de Francia han ayudado a forjar relaciones más cercanas. Desde la primera Frand Départ fuera de Francia en Amsterdam en la edición de 1954, las excursiones del Tour cruzando fronteras se han hecho algo común. La carrera de 2018 es destacable por mantenerse dentro de las fronteras francesas; 15km de asfalto en España son el único interludio internacional.

Desde un punto de vista más práctico, ¿dónde fuisteis a buscar los mapas?

GA: Soy un coleccionista de revistas - el desván de mi casa está lleno de varias publicaciones de los 50 y 60 mayormente - así que conozco algunos sitios donde se pueden conseguir estas cosas. Hay una tienda increíble en Paris llamada Le Comptoir de l’Image que sirve como archivo de periódicos y revistas francesas. Esa fue mi primera visita obligada así que conseguí varios allí. Los mercadillos parisinos fueron otro provechoso coto de caza, cogí la costumbre de visitar mercadillos cada vez que iba a Francia. Más allá de eso, es cuestión de buscar por Internet y ver qué puedes encontrar en sitios como eBay. Aluciné con lo completa que fue nuestra colección al final. ¿A todo el mundo le gusta una colección, no?
 
Rapha Bookstore

Pronto no ofreceremos soporte para tu navegador.

Si sigues navegando en Rapha.cc con tu navegador actual, podrías sufrir un rendimiento reducido. Te sugerimos que descargues uno de los siguientes navegadores modernos para un rendimiento óptimo en Rapha.cc.

Sólo puedo usar IE11

Gracias por hacérnoslo saber

Desestimar este mensaje