Close

El Alt Tour hasta ahora…

Siguiendo a Lachlan desde la costa bretona hasta los puertos alpinos.

PEDALEANDO POR UNA RAZÓN

Cambiando los puntos y los premios por un objetivo más significativo, Lachlan pedalea para apoyar a World Bicycle Relief. Al donar bicis, WBR permite que gente joven de todo el mundo tenga acceso a la educación. Si te inspira la ruta de Lachlan y quieres ayudarle en su camino, por favor dona a WBR.

Cantidad Recaudada

£ 369.433

 

Bicis Donadas

2.718

Día 16

Angoulême – Paris

“Bueno, rumbo a Paris. Desde aquí es todo cuesta abajo!”

Ya sin montaña, el mayor problema que tuvo que afrontar Lachlan fue un interminable viento en contra mientras pedaleaba en dirección norte en su camino a Paris. Acabando con sus energías y agotándole, superar este día fue una pelea tan mental como física.

Pero a Lachlan le esperaba una sorpresa al llegar a su campamento por la tarde: su padre, David Morton, había ido en avión para encontrarse con su hijo y ofrecerle un muy necesitado apoyo moral. Lachlan no tenía ni idea de que su padre había planeado todo esto y las emociones eran evidentes, con lágrimas en los ojos.

Esta mañana a las 10am CEST, Lachlan comenzó la última y más larga etapa para llegar a la capital de Francia. Recorriendo un total de 579km de distancia, Lachlan tiene pensado pedalear toda la noche para llegar a Paris el Martes por la mañana.

ALLEZ LACHLAN!

Día 15

Cap de Bouirex–Pau

El Sábado se cumplieron dos semanas desde que Lachlan comenzara su reto de 5.500km. Después de subir el Col du Tourmalet y el Montee de Luz Ardinan, completando un gigantesco total de 4.425 metros de desnivel acumulado y 310km en ruta, Lachlan se alegró de finalizar su última etapa de montaña en el Alt Tour.

Esta noche será la última de Lachlan bajo las estrellas. Mañana, mientras el pelotón disfruta del segundo día de descanso en el Tour, Lachlan se enfrentará a la etapa más larga hasta ahora en el Alt Tour

Día 14

Saint-Gaudens–Col du Portet

El Viernes, con un gigantesco día de 300km por delante, Lachlan agachó la cabeza y pedaleó hacia los Pirineos una vez más para afrontar el Col du Portet al final de la tarde. Una llamada desde casa le llevó muy lejos en el último ascenso, donde la pendiente era cada vez más pronunciada y las carreteras más complicadas. Con curvas de herradura y una cuesta aparentemente interminable, Lachlan siguió pedaleando hasta la noche para coronar el Col de Portet, después de una jornada de 300km.

Día 13

Llagonne–Cap de Bouirex

“Espero sentirme mejor hoy e ir al ritmo que quiero, pero ya se sabe que siempre hay algún día de estos. Espero que mañana sea mejor y mañana ya está aquí, así que veremos a ver qué pasa”

En el día más exigente de ascensión para Lachlan, recibió el afectuoso apoyo de sus amigxs y familiares. Su compañero de equipo en el EF Education-NIPPO, Jimmy Whelan, pedaleó con él y Rohan Dennis, otro ciclista profesional, se acercó para ofrecer pudding de banana casero. También hubo una parada rápida para comer con su mujer, Rachel, que le aseguró que el peso adicional de la gran pastilla de jabón que había estado llevando merecía la pena.

“Es agradable poder ver algunas caras conocidas. Siendo sincero, me preocupaba ver a Rachel a mitad de camino de un reto como este, porque a veces bajas un poco la guardia, piensas sobre la llegada y cómo es estar en casa, y eso te rompe la mentalidad que tenías.”

En su camino a Andorra, Lachlan se paró en una tienda de bicis y cambió los pedales de supermercado que compró el tercer día por unos pedales de BMX/Bici de montaña, que resultaron ser una gran diferencia.

Día 12

Lavelanet–La Llagonne

“He intentado hacer unas 12 horas diarias en bici todos los días, o por lo menos eso es lo que he acabado haciendo. Tengo que volver atravesando los Pirineos y hacer el traslado verdaderamente largo hasta Paris.

Después de recargar el cambio electrónico y colocarle unas suelas de carbono a sus fiables sandalias (regalo de un amable seguidor de su ruta), Lachlan estaba preparado para dirigirse a las montañas en lo que era un duro día por delante. Los efectos de doce largos días sin descanso sobre la bici, sin asistencia mecánica, sin las comodidades de una casa y con muy poco tiempo de recuperación, están empezando a hacer mella en Lachlan, mental y físicamente.
 

Lachlan llegó a su lugar de acampada 12 horas después de haber salido por la mañana. Estaba de vuelta en su vivac, para resguardarse de las temperaturas más bajas consecuencia de estar en altura. Aquí fue donde reflexionó sobre la realidad de lo que le esperaba y donde creció la incertidumbre.

Ayer, estuvo lo más cerca de Girona que estará en toda la ruta y dijo que sería más rápido ir a casa que a Paris. El último traslado será el más largo que haya hecho nunca en bici del tirón.

“Es un cansancio muy distinto. Me cuesta 2 ó 3 horas arrancar. Después de 5 horas me siento realmente bien y las últimas 4 ó 5 horas vuelven a ser realmente difíciles. Los daños en el cuerpo son mucho mayores, tengo ampollas por todas partes.”

Día 11

Villevielle–Lavelanet

Fue una noche inquieta para Lachlan, sin poder dormir por una fiesta cercana que seguía en marcha cuando se levantó a las 5am, siendo una situación menos que ideal para arreglar un pinchazo en la rueda delatera. Para el desayuno, otra de las especialidades de Lachlan: un litro de leche de vaca, mezclada con leche condensada y café instantáneo.

Las condiciones en ruta fueron mucho más difíciles de lo que habían sido hasta ahora, con Lachlan luchando contra un fuerte viento de cara durante todo el día. La realidad de la vida en la carretera sin un mecánico también fue muy evidente, cuando Lachlan tuvo problemas con los cambios. Por desgracia, sus cambios electrónicos Di2, que le permiten cambiar suavemente con sólo pulsar un botón, se quedaron sin batería, así que hizo los últimos 120km en plato pequeño.

Hoy, va dirección a Quillan para lo que queda de la Etapa 14, más la sección de 100km del traslado 14, antes de llegar de nuevo a la montaña en la Etapa 15, en la que Lachlan llegará a Andorre-La-Vielle.

Día 10

Malaucène–Villevielle

“Estaba allí prácticamente solo. Parecía un momento religioso, no pasa a menudo que tienes esta montaña entera para ti.”

Mientras los corredores del Tour se acomodaban para su día de descanso, Lachlan se preparaba para otra larga sesión sobre el sillín, sumando más de 300km en 13 horas, aumentando su ventaja sobre el pelotón hasta los 850km. Una importante ventaja antes de su último traslado de 500km hasta Paris.

A pesar de haber vuelto a las zapatillas, los muchos días de lluvia y las pocas oportunidades de secarse no ayudaron a mejorar las molestias en los pies de Lachlan. Por suerte, el tiempo más cálido del sur supuso que Lachlan pudo dormir fuera de su vivac y bajo su saco de dormir para “airearlo todo”, con otro par de sandalias personalizadas por Lachlan que le vinieron muy bien para la segunda subida al Ventoux.

“Mis pies no están contentos en general. Irónicamente, las sandalias crearon el problema y ahora van a ser la solución.”

Al amanecer, Lachlan volvió a subir a la cima del Ventoux y fue recibido por un precioso cielo azul, unas vistas espectaculares y carreteras vacías. Fue la cuarta vez que lo subía este año y su favorita.

Hoy, Lachlan intentará recorrer otros 300km, completando la Etapa 12 y viajando hacia el sur de Francia, pasando por Nîmes hasta la Etapa 13.

Día 09

Montélimar–Mont Ventoux

“Es una subida muy difícil y este año ya la he subido dos veces, en un solo día. La idea de hacerlo sin ir en una bici de competición. Va a ser más difícil todavía.”

El domingo por la mañana era plácido y soleado. Lachlan se puso en marcha y siguió su camino al sur hasta el Mont Ventoux. A menudo considerado como uno de los puertos más duros e importantes del ciclismo, 21km y una pendiente del 7,5% subiendo hasta los 1.900 metros, el Tour y Lachlan subirán dos veces la icónica montaña.

Por desgracia, el buen tiempo no duró mucho, con lluvia constante hasta media tarde. Lachlan también sufrió varios pinchazos. Después de quedarse sin cámaras de repuesto, había que volver a usar el ingenio, llegando a usar el kit de reparación de su esterilla hinchable para reparar los pinchazos. La suerte de Lachlan cambió a su favor cuando a las 5pm encontró una tienda de bicis abierta que vendía exactamente las cámaras que necesitaba - un hallazgo particularmente fortuito en Francia, donde la mayoría de sitios cierran los Domingos.

Con el parche de la rueda manteniendo todavía el aire, Lachlan comenzó a subir el Ventoux. En el ascenso, Lachlan mostró su respeto ante el monumento a Tommy Simpson, haciendo la ofrenda de su gorra. El sol salió después de una mañana muy lluviosa, pero al más puro estilo Ventoux las nubes le dieron la bienvenida al llegar. Para cenar, Lachlan disfrutó lo que era poco menos que un festín, en comparación con otras noches. Tacos de primer plato, filete y patatas fritas de postre y un vaso de vino tinto para redondear la faena.

Hoy, día de descanso para el pelotón, pero día de trabajo como los demás para Lachlan, sube por segunda vez el Mont Ventoux y se prepara para avanzar hacia la etapa 12.

Día 08

Voiron– Saint-Marcellin

El sábado, día 8, Lachlan puso la alarma a las 6am, con la esperanza de poder dormir un rato más, pero el sol de la mañana le despertó. Llegar a la etapa 10 con el apoyo de varixs seguidorxs de su recorrido y de nuevo pedaleando con automáticos, Lachlan se sentía optimista.

Día 07

Bourg–Saint–Maurice – Chambéry – Voiron

El viernes fue la primera de las muchas etapas de montaña. También fue el día para despedirse de sus fieles sandalias que han sido víctimas de las etapas 8 y 9. Para cuando llegó a lugar de acampada, Lachlan se había equivocado de camino, había subido un puerto extra, no había encontrado nada de comer para la cena y extendió todo su equipamiento de camping para descubrir que todo seguía empapado.

Día 06

Villequiers – Le Creusot – Saint Amour

El sexto día, Lachlan tenía como objetivo terminar la séptima etapa, la más larga del Tour de este año con 250km, y cubrir una buena parte del traslado de la octava etapa. A pesar de que un par de pinchazos le retrasaran, logró una velocidad media de 25km/h y 4.000 metros de desnivel acumulado, lo que más ha subido en el The Alt Tour hasta ahora.

Sin agua caliente (ni cuchara), el día empezó con solo una taza de café instantáneo, haciéndose con un poco de fruta fresca y un litro de leche para desayunar una vez en ruta.

Aunque las sandalias de goma hacían maravillas en la recuperación de la rodilla de Lachlan, no eran muy buenas para sus pies, causándole varias ampollas. Para solucionar el problema, Lachlan simplemente cortó algunas de las correas para conseguir un ajuste del estilo de las zapatillas ciclistas para afrontar la etapa montañosa por delante.

Por la tarde, las cosas empezaron a mejorar en muchos aspectos. Después de llover mucho, el sol por fin apareció, con las temperaturas superando los 25ºC (77ºF). Para gran alivio de Lachlan, el camping de la última noche tenía ducha, así que para cenar pudo tomarse una baguette con jamón york y una muy bienvenida ducha, antes de irse a dormir.

“Llueve mucho. Lo creas o no, esta noche he dormido muy bien. Tengo que empaquetarlo todo y seguir adelante. No hubo ducha anoche, me siento un poco incómodo. Me haré un café rápido y me pondré en marcha.

Día 05

Tours – Vierzon – Villequiers

“Creo que las mañanas son la parte más difícil del día, pero pude dormir bien. Hoy espero completar otros 300km más o menos.”

El quinto día fue el más largo hasta ahora para Lachlan, 14 horas en bici recorriendo 370km, dándole 420km de ventaja respecto al pelotón. Lachlan lleva tanta ventaja ahora que ha adelantado a quien coloca la señalización del recorrido del Tour. Pero con los Alpes cerca, va a necesitar cada metro de esa ventaja. Siendo el último traslado de Lachlan hasta Paris de 500km, está dándolo todo ahora para mantener su ventaja en etapas posteriores.

Día 04

Redon – Fougères – La Fleche

El cuarto día el vestuario fue ligeramente diferente. Lachlan se pasó a las sandalias y los pedales de plataforma para la ruta de 150km de Redon a Fougéres, para recuperar un poco su maltrecha rodilla.

Lachlan llegó a la 5ª Etapa, la primera de las dos cronos del Tour, a media tarde, marcando un tiempo de 1h17s. Al final, Lachlan fue recibido por algunos de los miembros del equipo de la asociación benéfica Qhubeka, que querían desearle suerte y darle las gracias por realizar esta ruta en apoyo de una gran causa. Al llegar a La Fleche, fue otra noche bajo las estrellas.

“Todo está funcionando bastante bien, me lo estoy pasando muy bien. Hoy voy en sandalias, que para mí son como un salvavidas. Espero que aguante sin llover. Mi plan es hacer otros 90km y quizás acampar, pero ya veré a ver a qué hora llego, cómo me siento y quizás seguir un poco más, pero no quiero forzar.”

“Ahora mismo lo estoy disfrutando. Parece que de hecho va a ser una crono difícil. Si sigue haciendo este viento, o hace un poco más, la etapa estará bien.”

Día 03

Lorient – Pontivy – Redon

Lachlan salió desde Lorient poco después de las 5 de la mañana para comenzar la tercera Etapa. El tiempo para la ruta plana de 183km eran discretas, con cielos cubiertos y algunas ligeras lloviznas. Al terminar la etapa 4 horas antes que el pelotón, a pesar de las ligeras molestias de rodilla, en el traslado a la Etapa 4 Lachlan pudo ver pasar al Tour en el pintoresco pueblo de Josselin mientras disfrutaba de algo para comer, su primera comida caliente en condiciones desde el inicio. Lachlan sufrió fuertes aguaceros a su llegada al lugar de acampada, justo a las afueras de Redon. En un viaje al supermercado local, Lachlan compró un frasco de couscous y un par de bolsas de frutos secos para la cena, junto a unos pedales nuevos para cambiar a pedales de plataforma y así quitarle presión a sus rodillas.

Día 02

Perros-Guirec – Lorient

“Ayer había un ambiente de locos. La gente sigue ahí animando 3 horas después de la carrera.”

El Día 2 del The Alt Tour comenzó al amanecer. Saliendo después de dormir cuatro horas, Lachlan puso rumbo norte desde Perros-Guirec pasando por Mûr-de-Bretagne Guerlédan para realizar el montañoso segmento de 183,5km para completar la segunda etapa del Tour.

Por el camino, Lachlan se encontró con varixs seguidorxs que habían estado siguiendo su viaje online, con algunxs pedaleando a su lado para apoyarle. Otrxs mostraron su apoyo mediante donaciones a World Bicycle Relief, recaudando casi £25,000 en sólo dos días, elevando el total recaudado hasta £146,000.

Quedando 50km, y sin que le quedara nada de comida, hacía falta hacer una parada esencial en una Boulangerie local, comprando Lachlan dos de “las mejores baguettes de su vida”.

The Alt Tour

¿Podrá Lachlan ganar al pelotón en Paris y recaudar £400,000 para World Bicycle Relief?



Pronto no ofreceremos soporte para tu navegador.

Si sigues navegando en Rapha.cc con tu navegador actual, podrías sufrir un rendimiento reducido. Te sugerimos que descargues uno de los siguientes navegadores modernos para un rendimiento óptimo en Rapha.cc.

Sólo puedo usar IE11

Gracias por hacérnoslo saber

Desestimar este mensaje